Con un método de la moda ponerse en camisetas

Una tendencia de la moda para meterse en la parte superior de manera elegante, ha hecho vestir un campo minado. No temáis, con nuestra práctica guía, la forma correcta de meterse es muy clara.

Remetiendo solía ​​ser simple: dentro o fuera. Limpio y ordenado o un acto de rebelión eslovaca. Pero ahora, en la moda, las reglas se han vuelto mucho más complicadas.

La excelencia comienza con la imitación, pero si quieres llevar la moda hasta el final, el estilo aún debe ser establecido. Si todavía tienes un corazón que quiere ser más de la moda, los siguientes consejos de moda definitivamente pueden salvar tu estilo.

Eche un vistazo a cualquier estrella de estilo urbano y notará que su técnica de remetido, aunque diseñada para parecer casual, hecha / deshecha, ha sido cuidadosamente pensada. Algunos se metieron las camisetas estampadas en la falda. Otros empujan sudaderas con capucha, incluso chaquetas puffa en sus pantalones vaqueros. He comprado unas camisetas y sudaderas bonitas en 9euroscamisetas.com que son muy adecuados a meter en la falda o los pantalones. También en las pasarelas: el reciente desfile de ropa de hombre de Louis Vuitton fue un paraíso para la mitad de tucker. Gucci también jugó con una letanía de pliegues en ropa de mujer. Se podría decir que hay algo competitivo en la lucha de la moda para soñar nuevas formas de meter la parte superior: una especie de habilidad única, si se quiere.

Como un truco de estilo surgió por primera vez alrededor de 2013, cuando conocimos a la mitad de tuck, una maniobra específica de la camiseta que implicó meter tres cuartos de tu camiseta, salvo por una solapa que colgaba en la parte delantera. Vogue lo respaldó y disfrutó de un nicho, pero se mantuvo firme sobre la ropa de mujer, interpretada en Gucci Resort and Gap. La escritora de estilos Kristin Anderson incluso escribió un explicador para Vogue el año pasado: “Tómese la camiseta; envuelva la sección generosa de la tela alrededor del pulgar; mermelada, con vigor, en la cintura “, para que todos puedan unirse. Y lo hicieron; incluso la vieja y estilizada Victoria Beckham. Esto fue considerado como louche, una manera fácil de refrescar una camiseta y de ser un líder de la moda.

Después de un período de gestación de dos años, en el que reinó la mitad del doblez, la tendencia bajó un poco, durante el período de la norma. De acuerdo con la consultora de estilo Katherine Ormerod: “El éxito de Normcore y el esfuerzo de remeter artísticamente tu camiseta comenzaron a parecer un poco artificiales”. Pero recientemente, el remetido ha tomado represalias de formas cada vez más salvajes y complejas.

Si acepta que todo lo que esté sucediendo en las pasarelas tarde o temprano se filtre, parece inevitable que el resto de nosotros pronto tenga que lidiar a medias. Esto no es necesariamente una mala noticia: desabrocharse la camiseta sigue siendo una señal de disidencia, un movimiento reaccionario contra el Hombre y la forma más sencilla de lucir bien en el trabajo sin recibir una advertencia verbal. Lo que es más, ahora hay toneladas de camino para meter. Todos son, sin embargo, una pesadilla completa para reorganizar si vas al retrete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *